UN NUEVO CORAZÓN

“Les daré un corazón nuevo y pondré un espíritu nuevo dentro de ustedes…” Ezequiel‬ ‭36:26‭

¿Quién no ha vivido malas experiencias donde le hayan lastimado el corazón?

Quizá alguien te engañó, conociste personas que te decepcionaron, fuiste rechazado por alguien, te insultaron o menospreciaron, etc. Cualquiera sea la circunstancia que hayas pasado déjame decirte que no hay ninguna experiencia por más dolorosa que sea, que el Señor Jesús no lo pueda sanar. “Él sana a los de corazón quebrantado y les venda las heridas.” Salmos 147:3 Él quiere sanar tu corazón herido, liberarte de los recuerdos del pasado que no te dejan avanzar, es tiempo de soltar y abrazar todo lo que Dios tiene para ti.

Llego el momento de que perdonar a las personas que te han dañado con sus palabras y acciones, no importa cuán difícil sea, si le pides ayuda a Dios, él te ayudará y lo lograrás. Confía en él y él lo hará. Y si piensas que tienes la culpa de aquellas malas experiencias debes perdonarte a ti mismo, no lo retengas más, suéltalo, ¡Perdona! Y ¡Perdónate!

Recuerda perdonar es una decisión, es tu decisión. Y además es un mandato de nuestro padre celestial. “Porque, si perdonan a otros sus ofensas, también los perdonará a ustedes su Padre celestial.” Mateo 6:14 Cuando perdonas Dios te perdona, cuando perdonas sanas, cuando perdonas eres feliz.

Toda la aflicción de esta vida nos ayuda para bien. Todo es parte de un propósito. “Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.” Romanos 8:28 Todo lo que el diablo uso para destituirte Dios lo usara para bendecirte y bendecir a otros. ¡Hay un plan mayor! ¡Alaba a Dios! ¡Él es fiel!  “Aunque me has hecho ver muchas desgracias y aflicciones, me harás vivir de nuevo; me levantarás de lo profundo de la tierra, aumentarás mi grandeza y volverás a consolarme. Yo, por mi parte, cantaré himnos y alabaré tu lealtad al son del arpa y del salterio, Dios mío, Santo de Israel.” Salmos 71:20-21 

¡Tu pasado llévalo a la cruz! En la cruz hay sanidad, hay paz, hay libertad, hay todo lo que necesitas. Jesucristo se entregó sin medida porque te ama entrañablemente. Él quiere que comiences a vivir la vida que él planeo para ti. Deja que él sane tu corazón herido.

Entrégale tu corazón a Jesús y deja que él lo restaure y cumpla su propósito en tu vida. Comienza a agradecerle por todo lo que él hará en tu vida a partir de hoy.

¡Él está a punto de darle un nuevo rostro a tu corazón! Si lo crees haz la siguiente declaración: ¡Gracias querido Jesús, creo que tú le darás un nuevo rostro a mi corazón! Suelto mi pasado y abrazo el futuro que tú tienes para mí!

ROSE

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s